Bautizo en cuevas

Hace pocas semanas tuve la oportunidad de llevar a cabo un bautizo en cueva a dos clientes habituales de buceo recreativo. La proximidad de una de las mejores cuevas de Europa, la Cueva del Agua, era una ocasión única convertida en tentación, y nuestros dos amigos llevaban tiempo rumiando la idea de bajar y probar el mundo oscuro del buceo bajo techo.

A lo largo de 50 minutos de inmersión, entraron en contacto con los protocolos de línea, con el empleo adecuado y eficaz de las luces, con el ajustado control del consumo de gas, con el necesario control de la propia flotabilidad… pero sobre todo abrieron los ojos a un universo de sensaciones dominado por la quietud, la estabilidad representada por las haloclinas nítidas y a la par tan fácilmente perturbables… nunca mejor que aquí se evidencia que el buceo es una irrupción en los dominios del silencio, pues eso es lo que la cueva ofrece y demanda: la paz de un retiro espiritual, y la solemnidad de una catedral.

Precisamente la palabra “catedral” es la que emplearon nuestros amigos, fascinados por su fugaz incursión en las entrañas de la tierra. Y sus reacciones me devolvieron al momento en que, hace años, decidí tras mi propio bautizo en cueva que ese entorno, temido por agresivo y peligroso, sería mi próximo parque de atracciones. A pesar de que, durante mucho tiempo, mis amigos y conocidos me tuvieron que escuchar decir una y otra vez que jamás entraría en una cueva! Pero en mi primera aventura bajo techo, los juegos de luces, contraluces y sombras me ganaron definitivamente.

Por supuesto, una experiencia agradable y controlada es fundamental para lograr transmitir lo mejor de las sensaciones que la cueva ofrece al “iniciado”. Los márgenes de seguridad con los que trabajamos, y el hecho de que nuestros instructores sean ellos mismos buceadores habituales de cuevas en su tiempo libre, permiten ofrecer una gama de impactos sensoriales que pocas otras actividades inducen a sentir.

¿Mi consejo? Carga tus focos, ponte en manos de buceadores de cuevas experimentados y acude a la llamada del mundo que siempre ha estado bajo tus pies. No te arrepentirás.

Más información sobre el Bautizo de Cuevas con Rivemar

despues del bautizo con Jose Antonio y Antonio

Autor

Fran García, UTD Instructor #91
Fran García, UTD Instructor #91
Buscando el buceo más divertido y seguro, en Rivemar desde 2011. Siempre deseando entrenar, enseñar y divertirse BUCEANDO! ¿Le sigues en esta aventura?

Buscando el buceo más divertido y seguro, en Rivemar desde 2011. Siempre deseando entrenar, enseñar y divertirse BUCEANDO! ¿Le sigues en esta aventura?

Comments
  • Sasha Karnilovich, instructora UTD #165
    05/07/2018

    siiiiiiiiiiii hasta que no lo pruebes – no sabes que te ENCANTA!!!!!!!! :-)))

    reply
Add Comment

Estar en contacto

Ingrese sus datos a continuación y nos pondremos en contacto lo antes posible.



    O llámanos directamente:

    x