Aceptando las normas

Por Sergi Pérez, Instructor de buceo. rivemar-buceo-sergi-perfil-blog-100

 

 

Cuando me dicen que somos un referente del buceo, y que nosotros sí que hemos innovado un sistema de trabajo y buceo eficaz, me sonrojo

! Cómo me gusta tener tantas abuelas ! ahahahaha

Pero lo cierto es que soy bastante más mediocre de lo que la gente piensa, y lo que nos ha hecho grandes es saber copiar bien. Digamos que he tenido la habilidad de saber escuchar, mucho, leer, mucho, y una innata capacidad para moverme bajo el agua, pero en el fondo, no he inventado nada.

¡Es cierto! está todo en los libros. El buceo es una actividad muy reciente con tan solo 70 años de historia, sin embargo ha sufrido muchas evoluciones desde su origen, tanto técnicas como materiales. Hay que tener en cuenta, que el buceo tal y como hoy lo conocemos, tiene su origen en la invención de la escafandra autónoma de Cousteau-Gagnan en 1942, y que desde entonces las mejoras de diseño y materiales han ido desarrollando tecnologías que permiten a bajo coste, iniciarse al buceo a una gran cantidad de gente, que antes sólo soñaban con ver los peces en la tele.

…un poco de historia del buceo?

Desde el origen, la manera de enseñar a bucear y de practicar éste nuestro deporte, fue evolucionando con lo propio del desarrollo de los equipos y materiales de buceo que las ya más numerosas marcas van lanzando al mercado. Obviamente el buceo autónomo nace como proyecto semi-militar (no olvidemos que J.Y. Cousteau por entonces trabajaba para la Armada Francesa del Régimen de Vichy), y como tal, los procedimientos de enseñanza usados para utilizar el regulador y las botellas, era meramente para-militar.

Llegados a los noventa (1991) en España surge una revolución en los procedimientos de enseñanza incorporándose los nuevos estándares RSTC (PADI, SSI, NAUI, etc…) e incluso impregnó de modernidad la siempre vieja FEDAS. Permitiendo el acceso a todos aquellos sectores que antes lo tenían muy difícil… me refiero a mujeres, menores, discapacitados, gente «normalica» sin grandes capacidades físicas, etc…

Yo tuve la enorme suerte de haber vivido y heredado en casa el «viejo» sistema y enseguida formarme como buceador con el «nuevo» método. Por lo tanto podría decir  que fui agraciado con tener la edad que me permitía estar en el lugar y tiempo oportuno.

Los hechos

Cuando empiezo a trabajar en el buceo, de la mano de mi padre Benito (famosillo para todos vosotros/as que paséis un buen rato por la terraza de Rivemar) me encuentro inmerso en un conflicto generacional, donde la vieja manera de hacer las cosas chocan con las nuevas maneras que veo y aprendo en mis viajes, y en especial a mi vuelta de Florida (EEUU) donde trabajé un verano en varios centros de buceo de Cayo Largo.

Mis conclusiones fueron simples, aún no estando preparados culturalmente (Spain is different) para aceptar los convenios de buceo que allí utilizaban, podía empezar a aplicar ciertos conceptos que me parecieron imprescindibles relacionados al servicio al cliente y a la seguridad en las actividades subacuáticas.

Siguiendo el manual

Realmente, la idea es seguir al pie de la letra lo que pone en el manual del OWD de cualquier agencia (en mi caso fue PADI) y donde dice que tenemos que flotar acorde al principio hidrostático de Arquímedes, nosotros lo enseñamos y lo hacemos durante todo el curso; y cuando el manual de rescate (Rescue Diver) dice que tenemos que conocer los medios de evacuación para emergencias, nosotros os lo damos y explicamos a bordo; y cómo no, cuando el manual de Divemaster nos dice que la herramienta mejor para planificar y controlar la seguridad del buceo es el Briefing, pues nuestros patrones lo hacen, lo explican, y de paso sea dicho, con gran maestría 😉

Ese es el truco, no hemos inventado, pero seguimos las normas que la experiencia y las circunstancias han modelado en el buceo. Y ¿Sabes? FUNCIONA.

Seguir las instrucciones modela tu forma de actuar y, como no, es una manera eficaz desde donde partir complementando con  experiencia lo que no viene en los libros. Y en base a esto, convertirte en un buen profesional es cuestión de tiempo y seriedad en el trabajo. El no hacerlo, tal y como algunos pocos insisten en no hacer, es lo que baja la calidad y destruye la industria del buceo. Y ahí somos todos los que lo sufrimos.

 

 

 

Autor

Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Comments
  • Rocio Rico
    29/11/2016

    Grande, y modesto … una referencia para mi y tanta gente.

    reply
  • Anna Maria
    30/11/2016

    Soy testigo, te lo has currado, Recuerdo que me comentaste en tus primeros años de buceo. Ademas de pasarmelo genial, intento en cada immersion mejorar mi flotabilidad y probar como hacerlo mejor. No has inventado nada pero si has buscado la manera de que mejorando tú, dabas mas seguridad y comodidat a tus clientes y amigos.
    Te admiro por tu sencillez, humildad y fortaleza.
    No es solo amor de madre.

    reply
Add Comment

Estar en contacto

Ingrese sus datos a continuación y nos pondremos en contacto lo antes posible.



    O llámanos directamente:

    x