El Buceador Mono-Pensante

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

rivemar-buceo-sergi-perfil-blog-100

Buceador Pensante, un mono subacuático.

Escrito por Sergi Pérez, instructor de buceo.

Me he pasado tantas y tantas horas entrenando movimientos imposibles, aleteos atrás, helicópteros con las aletas… una flotabilidad envidiable, y conseguí que mi mano fuera sola hacia la anilla derecha de mi arnés sin mirar. Y lo sudé mucho. Se convirtió en un reto personal que me empujaba cada día a hacerlo mejor, no, perfecto! Dándome patadas en el culo para motivarme y rompiendo los cuernos a cabezazos en la esquina del fracaso.

Sí, esa que está en la sala de compresores del centro de buceo.

¡Ya soy un crack! Soy casi como el Juandi ese de rojo del vídeo, el del Essentials UTD. Jeje, ¿y ahora qué?

Creo que no comprendí nada, me he estrellado en una persecución para llegar al final de la meta del mejor buzo, cuando ahora sé que solo era el inicio!

¿Es que el buceo no es para divertirse?, me preguntaron, y sí, me divertí mucho cuando me salía ese ejercicio que se resistía. Pero ahora me divierto muuuucho más, con compañeros que bucean igual que yo, y con una completa visión del porqué entrené tanto.

Me volví un buceador protocolizado para construir encima un buceador pensante, y poder integrarme en un equipo de buceadores pensantes, algo que multiplica mi experiencia y sensación de felicidad, mi diversión, mi seguridad, en más de un 1000%.

Los módulos Foundational construyeron en mí una habilidad y destreza únicas que me permitieron empezar a abrir mis orejeras hacia la CONSCIENCIA DE LA SITUACIÓN (Situational Awareness). Una consciencia que me permite adelantarme a los acontecimientos antes de que éstos nos alcancen al equipo.

Un buceador pensante, es un buceador que tiene controlado el material propio y el de su equipo de compañeros, que conoce la posición de cada uno de ellos, y nuestra posición respecto al entorno, la línea, la boca de la cueva, el fondeo del barco… y el bar más próximo.

El buceador pensante, es consciente de qué está ocurriendo a cada uno del equipo y dónde, y puede prever qué puede suceder a continuación.

Colgarse botellas y bajar a lo hondo o ir a lo oscuro, lo hace cualquiera, al igual que yo soy un experto en ordenadores porque puedo encontrar las teclas Ctr+Alt+Sup… pero la realidad es que no tengo N.P.I.

El trabajo y esfuerzo previo de entrenamiento, es la cimentación para empezar a colocar ladrillos de conocimiento, e introducirme de lleno en los fallos críticos para entrenar mi mente, y no mi mano.

Los ejercicios críticos, me exponen a situaciones de fallos simulados que el instructor en la sombra me propone para que resuelva con mis compañeros de inmersión. Compañeros con los que al inicio tenemos serias discrepancias de soluciones por no haber sido entrenados en el trabajo en equipos. Hasta ahora sólo éramos buceadores que coincidíamos en un lugar bajo el agua, en el espacio/tiempo.

Este “juego” pone en evidencia mis carencias de comunicación, mi re-acción sobre expuesta, y la acción de ella, mi compañera, comedida y tímida, pero que resulta mejor y más eficaz que la mía. Esta tía es un crack, me da mil vueltas.

Ese “juego” ha sido diseñado para apretarme las tuercas un poquito cada vez, en cada práctica un poco más… eso me pone… y aunque me da la impresión que el Instructor me está “asesinando”, en realidad está siguiendo un plan. Un plan orquestado para promover en mí una consciencia de equipo, desarrollar mi capacidad consciente de la situación, donde resuelvo más rápido, más limpio, más eficiente todo aquello que se me ponga delante.  Más DIR.

Mi mente se abre al trabajo en equipo unificado, donde nos apoyamos los unos a los otros, y sacamos o me sacan con éxito de cualquier situación imposible. Que subidón de adrenalina!! Y de todas las drogas posibles que mis glándulas son capaces de producir.

Entender qué es un buceador pensante, y acercarte a esa sensación, es un momento sublime que recomiendo a todo buceador/a.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Autor

Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Comments
  • Teo
    07/07/2016

    Muy bueno, Sergi (como siempre). Sólo un comentario: la concentración no te hace más espontáneo o fluido que «pensante»?

    reply
Add Comment

Estar en contacto

Ingrese sus datos a continuación y nos pondremos en contacto lo antes posible.



    O llámanos directamente:

    x