Una generación perdida

Una generación perdida

Estamos en París, en la feria de buceo, una de las más importantes de Europa, no solo por tamaño, si no también por tradición. En Francia nació el buceo recreativo con el invento de Costeau: el Regulador.

Aquí se huele buceo, se siente buceo, hay toda una integración del buceo en la cultura nacional. Solo aquí se pueden encontrar editoriales que se dedican a publicar libros, manuales, tebeos, comics de buceo. Artistas de cuadros de buceo, y orfebres del buceo. Un mundo muy particular.

Un paisaje de buceadores que discurren por los pasillos de esta feria acumulando información para bucear donde quiera y cuando se quiera. Una ingente masa de buceadores veteranos y curtidos en mil inmersiones.

Y esto es lo que más me sorprende, son todos veteranos, por no decir viejos buceadores. Ya que la quinta de edad ronda los 55 años (siendo generosos). Y me pregunto ¿Donde están los jóvenes?

Hay al menos una generación perdida de jóvenes buceadores y buceadoras, un montón de gente que, o no les resulta atractivo el buceo, o simplemente el modelo que les ha llegado no les ilusiona lo suficiente para seguir buceando.

…. si, si, ya sé que también son los que menos dinero tienen para bucear…. pero todos nosotros, la generación de los 40 para arriba, empezamos jóvenes, y la pasión e ilusión hizo que lo consiguiéramos, que viviéramos por y para el buceo.

¿A qué se debe? abramos los ojos e iniciemos un debate al respecto.

Opción A: El buceo carece de aquellos alicientes que los jóvenes persiguen, sea la aventura, la adrenalina, las experiencias extremas. Quizás todo eso murió con J.Y.Costeau y su loca tripulación que surcaron el mundo buscando esas sensaciones. Ahora el buceo es solo divertido y fácil. Dive is FUN 🙁

Opción B: La formación y calidad de los cursos inició una caída libre desde 1990, por lo que toda esa generación, ahora perdida, se encontró con que el acceso era fácil y sobre todo barato, pero no garantizaba su seguridad y continuación en el deporte tras el curso de buceo (se han estado certificado más de 1,5 millones de certificaciones OWD cada año, ¿Donde están?

En definitiva, nos vemos abocados a la necesidad de volver a divertirnos, a excitarnos con el buceo, y ser capaces de transmitirlo a los nuevos buceadores y buceadoras de aquí en adelante, para no solo divertirnos juntos, aún más para que conozcan y aprendan a amar los fondos marinos como los hemos amado nosotros y nosotras.

Autor

Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Perez García, UTD/SSI Instructor Trainer
Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Sergi Pérez, es tercera generación en el buceo, e instructor de buceo recreativo desde 1992. Su dilatada experiencia con las diferentes agencias certificadoras, en la exploración de cuevas y pecios profundos, e introductor del UTD/DIR en Europa, generan un continuo goteo de opinión en la comunidad del buceo.

Comments
  • Jesús
    10/01/2016

    Sergi: la opción A está descartada. El buceo ofrece tanta adrenalina como cualquier otra actividad. Sino que prueben a meterse en una cueva o bajar a un pecio a -90m. La opción B creo que también está descartada. No sólo los jóvenes: nadie busca y menos paga la calidad. Es una pena, pero es la realidad en el siglo XXI. Desgraciadamente creo que existe una tercera opción, la C: en esa opción los chavales no son capaces de pasar 30-40 minutos viendo un documental de Cousteau, que es lo que sembró en mi desde los 6 años el amor por el mar. No son capaces entender, de preguntarse, de razonar, de usar contraejemplos. Doy clase en la universidad…sé lo que digo. Es raro que un chaval de 20 y pico años pueda interesarse por un buceo DIR (siempre hay excepciones, claro). Conclusión: no hay una generación de 20-30 años que reemplace a la de 40-50 años…sus directrices vitales son (ni digo peores) pero si diferentes…

    reply
    • Javier
      21/05/2016

      Pues como joven de 25 y pico años te diré… Que tienes toda la razón.

      No creo que haya un único problema sino varios, pero si es cierto que apenas veo gente de mi edad y los pocos que he visto eran arrastrados.

      La economía no creo que sea un problema. No hay duda que que el buceo no es una aficion barata, pero como como comenta sergi, si quieres pues ya te buscas las mañas. Además si lo comparas con salir de fiesta todos los fines de semana pues igual bucear es hasta barato.

      Yo creo que uno de los problemas más importante es que bucear y sobre todo hacerlo bien, requiere un poco de esfuerzo y dedicación, no puede ser algo impulsivo, no basta con irse al decathlon, te compras la «bombona de oxígeno» y te tiras al agua y a vivir emociones extremas. Pero no, en lugar de eso necesitas un club de buceo, bien sea para hacerte un bautizo o bien para el curso, así que ya si tienes un arrebato pues te quedas con las ganas. También Lugo pasa que hay clubes y clubes, no me sorprende nada que la gente que se haga el curso casco antiguo, no vuelva a bucear. Primero por que en el curso no transmiten la pasión y lo que realmente transmite el buceo y además la mayoría de las personas pues no lo pasan bien durante el curso, así que para que van a volver. Fue exactamente lo que me paso con mi novia, tuvo un curso de mierda con casco antiguo y por suerte pudo ver la pasión que teníamos por el buceo mi padre y yo y decidió darle otra oportunidad. Por suerte encontramos un club con un dive máster cojonudo que le pudo enseñar todo lo que no aprendió durante el curso y le mostró lo que realmente es el buceo y aquí está, tan colgada por el buceo como todos nostros.

      Y no se, cuando hablo de buceo a mis compañeros no veo que casi nadie le interese, no se por que será ahora bien en cuanto alguien hablar de irse de fiesta pues la historia cambia completamente.

      reply
  • Manuel
    21/05/2016

    La opción B.

    Me considero de una generación joven, el el problema que veo, que muchos de los centros de mi zona (catalunya) sacan cursos con ofertas llamativas, introduciendo al alumno en mar abierto sin este estar preparado como se merece. Con esto, sólo se consigue que la persona no disfrute del buceo, cuando le hacen hacer todo con prisas forzando a que estos, tras sacarse el curso, sin tan sólo acabar los primeros ejercicios de forma correcta, no quieran volver a enfundarse una raje de buceo en sus vidas.

    reply
  • Mar
    28/06/2016

    Estoy enamorada del mar. El buceo me da una libertad y una sensación única. Hace realmente poco que lo conozco pero lo mio fue amor a primera vista.
    El Buceo es caro, es verdad pero si realmente te gusta haces lo que sea para poder vivir-lo y disfrutar de el.
    Hay pocos jóvenes que practiquen el buceo pero si que existen jóvenes buceadores y amantes del mar.
    Tengo 17 años, a los 15 hice mi primer vautizo y el siguiente verano no me pude resistir ha sacarme el curso de OWD, lo mejor que hecho en mi vida.
    Solo tengo una cosa muy clara, quiero que el buceo forme parte de mi vida, realmente con solo pensar en el mar y el buceo se me dibuja una sonrisa en la cara.

    reply
Add Comment

Estar en contacto

Ingrese sus datos a continuación y nos pondremos en contacto lo antes posible.



    O llámanos directamente:

    x